20 nov. 2017

El último Zap Comix: ¡Sólo para adultos inteligentes!


Hace medio siglo, Robert Crumb fundaba una revista que estaba destinada a convertirse en referente mundial. Se llamó Zap Comix, nacía a finales de los 60, en plena revolución contracultural, y en sus páginas latía el sentir de una nueva generación de artistas rebeldes venidos de ámbitos tan dispares como la comunidad surfera californiana o el pujante mundo del diseño psicodélico.

A lo largo de cuarenta y seis años y diecisiete números de historia, Zap Comix funcionaría como una banda de rocanrol de ocho miembros donde cada uno dibujaría siempre lo que le viniera en gana, haciendo de la publicación un contenedor de sátiras hirientes, provocación, reflexiones en el filo, historietas de corte artie, sentencias cínicas y, por encima de todo, el humor. El humor como constante, como deporte y como necesidad.

En Zap Comix, tanto Crumb como sus aliados, S. Clay Wilson, Victor Moscoso, Rick Griffin, Gilbert Shelton, Robert Williams, Spain Rodriguez y Paul Mavrides, ejercieron su talento con una absoluta libertad que hoy, en tiempos de puritanismo, nos resulta insólita, pero que quizás nos sirva para recuperar las riendas. 

El último Zap Comix que ahora presentamos (que según la numeración de la colección sería el 16 y según el orden natural el 17, ya que en su día apareció un número cero), donde comparecen todos los implicados, vivos o muertos, y además se suma Aline Kominsky-Crumb, supone la despedida definitiva del colectivo pero también funciona como celebración, la de una época que ya no volverá pero de la que todavía tenemos mucho que aprender.

Asómate a este fiestón en el adelanto que te hemos preparado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario