14 sept. 2017

Buen perro: maneras de vivir

 

Graham Chaffee no tiene mascotas, y tal vez por eso conoce realmente la conducta animal, porque la observa desde la distancia. Según él, los perros necesitan que se les marque un rumbo para vivir satisfechos, por tanto los callejeros serían susceptibles de vivir a la deriva, perdidos y atolondrados, sin saber nunca hacia dónde deben dirigir sus pasos.

Las páginas de Buen perro están protagonizadas por Iván, un perro callejero que a cada vuelta de la esquina se topa con un dilema existencial. ¿Se vive mejor domesticado o sin Dios ni amo? ¿Cuál es el precio a pagar por la libertad? ¿Qué deberes y derechos impone el grupo al individuo? Y por encima de todo, ¿cuál es la manera correcta de conducirse por la vida para llegar ser un buen perro?

Las cuestiones filosóficas asaltan a Iván en su día a día, mientras se relaciona con congéneres de distintas razas y temperamentos. Son perros nómadas marcados por sus circunstancias, cada uno con su propia visión de la realidad, sus dudas, sus miedos y sus certezas. Ejemplares, según iremos viendo a medida que los conozcamos, mucho más que humanos.

Buen perro es una fábula de crecimiento y aprendizaje en la que Graham Chaffe plantea muchas preguntas, pero su sabiduría radica en que no trata de dar respuesta terminante a ninguna de ellas.

Si quieres saber qué significa realmente la expresión vida de perros, asómate a las primeras páginas de este cómic filosófico y singular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario