23 feb. 2017

La niña de sus ojos: de padres e hijas


Mary Talbot, la académica y guionista de La niña de sus ojos, es hija de James S. Atherton, uno de los mayores especialistas en la obra de James Joyce, el autor de Ulises.

Lucia Joyce, por su parte, fue hija del escritor irlandés y vivió una complicada existencia que la llevó a pasar treinta años ingresada en una institución para enfermos mentales. Una experiencia vital extrema cuyas causas pueden y deben rastrearse no sólo en su circunstancia personal sino en la fuerte personalidad de su progenitor.

Tendiendo un puente que va de su propia biografía a la de Lucia y haciendo incidencia en las relaciones filiales de cada una, Mary Talbot se alía con su esposo, el dibujante Bryan Talbot, para confeccionar una especie de memoria compartida donde se asoma a las tinieblas derivadas de la creación literaria y, sin perder el confortable pero intenso hilo de su ficción, examina las sutiles pero determinantes diferencias de trato y gestión de los derechos individuales que hombres y mujeres, tanto por acción como por omisión, han practicado en los últimos siglos.

Saltando del París de los años 20 a la Inglaterra de posguerra, y recibiendo a estrellas invitadas como Isadora Duncan, Carl Jung o Samuel Beckett, los Talbot desarrollan esta novela gráfica desde la intimidad de la primera persona, pero una primera persona que no deja de contemplar a la segunda, a la tercera y, por extensión, a la primera del plural que somos todos.

La niña de sus ojos, primera obra a cuatro manos de los autores de otras como Sally Heathcote. Sufragista y La Virgen Roja, podría despacharse como uno de tantos cómic autobiográficos pero no sería hacerle justicia, porque es algo mucho más profundo, complejo y universal. Empieza a comprobarlo en el adelanto que te hemos preparado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario