19 dic. 2016

Pagando por ello: amor al contado


En su reciente visita a nuestro país, Chester Brown explicaba a los aficionados su particular modo de vida sentimental y reconocía que tal vez su opción implicaba algún problema psicológico. La audiencia reía el apunte, pero en el fondo tal vez se estaba preguntando si el problema no lo tendrían ellos, todos los demás, esclavos de ese concepto idealizado del amor romántico que es fuente de tantos disgustos.

En la actualidad, Chester Brown lleva tres lustros viéndose regularmente con una mujer que no es su novia, ni su pareja ni exactamente su amante, ya que la relación se basa en una transacción económica que no les ha impedido forjar una auténtica amistad. En Pagando por ello, el autor canadiense expone con su habitual talento los pormenores de ese funcionamiento atípico desde que una dolorosa ruptura sentimental le llevó a recurrir a la prostitución de manera rutinaria.

Lejos de la provocación o el morbo gratuito, Brown ofrece en estas páginas un material extraordinario para el debate sobre el uso de la prostitución no sólo como recurso para la satisfacción sexual sino como opción de vida y lugar para los afectos.

Quienes lo han leído pueden dar fe: Pagando por ello es uno de los libros más valientes que se han escrito (y dibujado) en los últimos tiempos en torno al tema del trabajo sexual. Una pieza fascinante de literatura confesional que explora las distintas éticas asociadas al ejercicio de la prostitución y los clichés que la sociedad impone a sus participantes. Se trata, sin duda, de uno de los trabajos más interesantes y complejos del autor de María lloró a los pies de Jesús, Louis Riel, El Playboy o Ed, el payaso feliz, lo cual no es decir poco.

Empieza a cuestionar tus prejuicios en el avance que te ofrecemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario