12 dic. 2016

¡Oh, genio! ¿Para qué tres deseos si con uno basta?



Manfred y Dörten son amigos y residentes en algún lugar de la Europa contemporánea. Manfred es un gay de perfil corriente, con algún kilo de más según los ojos que lo miren, pero en general bien. Trabaja a media jornada en una copistería, es aficionado al rollo sadomaso y tiene las preocupaciones habituales, que no son pocas. Dörten, su compañera de piso, es una hetero que acaba de cumplir los 40 y vive el dramón de la celulitis y el pecho caído. Su situación sentimental es algo más chunga porque tiene tendencia a idealizar, dilata relaciones lamentables y no acaba de sacudirse el pavor de verse definitivamente convertida en una solterona. Bien, ahora pongamos en el camino de ambos una lampara maravillosa.

Más en concreto: una vieja tetera en la que habita un genio con dos encarnaciones, la de joven efebo y la de gañán peludo, cada uno de ellos un semental imbatible con habilidades específicas. ¡Dos en uno! Máquinas del deseo al servicio de aquel que frote primero la tetera. ¿Se verá afectada la amistad de Manfred y Dörten con la irrupción de esta entidad sobrenatural? ¿Habrá quien se resista a sus artes amatorias? ¿Tal vez el genio también guarda algún secreto? ¿Y qué pensarán los vecinos de todo esto?

Está claro que a Ralf König le divierte rescatar elementos de la historia y la mitología para colocarlos en un contexto moderno y poner en evidencia algunas cosas que a veces damos por hechas. Esta vez acude a las leyendas del antiguo Oriente para hablar, como en toda buena comedia, de temas muy serios de nuestro tiempo: la amistad, la religión y sus servidumbres, el peso de las tradiciones, el paso de los años, la belleza, el amor romántico, el sexo, el sexo, ¡el sexo!


¡Oh genio! son más de trescientas páginas de risas desencajadas y humanidad contenida. Una comedia tierna, sexy y divertida como sólo sabe escribirlas Ralf König. Asómate a las primeras páginas y comparte con tus seres queridos la existencia de este gigante del humor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario