24 nov. 2016

El solar: esta España nuestra


Cada época tiene su aroma, y el de la España de finales de los años 40 era una mezcla de miserabilismo, hambre, picaresca, callejeo y, en los días menos malos, de cierta esperanza. Así al menos quiere verlo el infeliz Pepe Gazuza cuando sale de cumplir condena en el último campo de concentración para prisioneros de la República. 

Gazuza, un optimista trasunto de Carpanta, viajará con el hatillo al hombro al encuentro de su hermano. En su búsqueda recorrerá las calles de una España donde todo el mundo se busca la vida pero casi nadie la encuentra, y en el periplo se cruzará con personajes que irán de lo exótico a lo entrañable: la mujer fatal que vive a la espera de su misterioso marido, la criada venida del pueblo para servir en la capital, el viajante de comercio que mantiene relaciones intercontinentales o el habitual militar fascista que aspira a una vida en familia. 

Todos ellos y muchos más se reúnen en las páginas de El solar, una novela gráfica que es metáfora completa de un país y sus circunstancias, y que con modos de tragicomedia disparatada apela a los recuerdos de varias generaciones: los personajes de Bruguera, el cine de barrio y la mitología popular que en su día aglutinó a un pueblo que arrastraba las consecuencias de una guerra civil y un alzamiento fatídico que algunos calificaban de “glorioso”.

Veterano con un currículum de aúpa, Alfonso López es uno de los grandes valores del cómic nacional. En las últimas cinco décadas ha estampado su firma en publicaciones míticas como el TBO, Mata-Ratos, El Papus, El Viejo Topo, Rambla, Cimoc o El Jueves, por citar solo algunas y pasando por alto sus colaboraciones en multitud de periódicos del país. Entre sus álbumes se recuerdan títulos como Asesinato en la mezquita, Color café, La saga de Cháves o Miguel Núñez: mil vidas más, un libro a pachas con Pepe Gálvez y Joan Mundet que en 2011 fue reconocido con el Premi Nacional del Còmic de Catalunya.

Instalado en la cima de su talento, en El solar nos ofrece un fresco coral donde veremos plasmada la idiosincrasia de un país que ha cambiado mucho por fuera pero no tanto por dentro. Una lectura cálida y confortable con la capacidad de cautivar a varias generaciones, y que tal vez nos lleve a comprender qué somos y de dónde venimos. 

Si quieres hacerte una idea de su altura gráfica y narrativa, bastará con que te asomes al adelanto que te ofrecemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario