25 jul. 2016

Último sábado de soledad: un relato otoñal de Jordan Crane


Un hombrecito de apariencia mediocre se levanta un día señalado del mes de agosto, desayuna, escribe una carta, sale de casa y entra a una floristería… Mejor no saber más a la hora de acercarse a este relato poético de Jordan Crane, un autor norteamericano no muy conocido en esta parte del mundo pero muy querido por quienes han tenido oportunidad de acercarse a su obra. 

Crane, que se ha dejado ver más de una vez en fanzines españoles y de quien hemos podido leer en castellano libros como Por encima de las nubes (Bang! Ediciones), es muy apreciado en el circuito del cómic independiente, además de por la elegancia y la belleza de su dibujo, por el particular entonado emocional de sus historietas, que siempre giran alrededor de la fragilidad humana. Su talento se reveló al gran público y quedó patente cuando su primer trabajo de extensión fue publicado, y que precisamente fue este Último sábado de soledad

Si buscas un cómic superregalable como una caja de bombones, una historia clara y sencilla con la que echar una lagrimita o sencillamente una lectura intensa y balsámica sobre la pérdida de los seres queridos, apunta: Último sábado de soledad es tu título. 

Último sábado de soledad es una novela gráfica condensada que, sirviéndose de lo mínimo, es capaz de asomarse a lo más grande: el enigma colosal de la existencia. Un conmovedor minicómic que merece saborearse del tirón, pero del que los impacientes pueden encontrar aquí un pequeño adelanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario