28 jun. 2016

Odio Integral 0: la juventud de Buddy


Los 90 fueron los años de la MTV, el grunge, los piercings, lo multiculti, los primeros realities televisivos, la muerte del vinilo... ¡Hasta clonaron una oveja y la llamaron Dolly! En términos generales, fue una época bastante chunga salvo en lo que se refiere a los cómics, donde un nuevo underground revolucionó el panorama alternativo con series como Odio, que nacía destinada a convertirse en uno de los emblemas de aquellos años gracias al retrato preciso y vitriólico que su artífice, el neoyorquino Peter Bagge, hizo de la juventud.

Buddy Bradley, el protagonista de Odio, se entendió en su momento como un representante de lo que entonces se llamaba “generación X”, afectada por el consumismo promulgado en los 80, la pérdida de ideario político y los cambios tecnológicos que se avecinaban. Pero el poderío de Buddy Bradley, un pringado cuyos intereses son la cerveza, algo de fumar, cuatro discos y tirarse a la bartola, iba mucho más allá de su tiempo. Buddy es el eterno tardoadolescente que se da en todas las épocas.

Ediciones La Cúpula ha recogido la serie completa de Odio en siete volúmenes. O, mejor dicho, seis más uno, porque el séptimo sería este número cero que ahora volvemos a poner en circulación para que todos aquellos lectores que se han enganchado recientemente a las aventuras cotidianas de Buddy Bradley puedan asomarse a los orígenes del personaje cuando todavía iba al instituto y vivía con la familia, conocer a Apestoso, que se convertirá en uno de los personajes fundamentales de la serie, lidiar con el renacuajo fascistoide que es su hermano Butch, acceder al diario íntimo de la idiota de su hermana, soportar la cantinela beata de la meapilas de su madre y aguantar sí o sí la presencia del cabeza de familia, un padre paleto y haragán enchufado a la tele.

Odio. La juventud de Buddy es un cómic costumbrista, adictivo y descacharrante donde uno de los personajes más reconocibles y sarcásticos del cómic contemporáneo arranca su andadura dispuesto a convertirse en lo que hoy es: un clásico. Lee aquí las primeras páginas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario