8 mar. 2016

Locas 1: dulce y salvaje juventud


Una de las joyas de nuestra corona editorial son los hermanos Beto y Jaime Hernandez, pilares del cómic independiente americano y sin duda dos de los artistas responsables de la madurez alcanzada por el medio de la historieta durante las últimas décadas. De Beto os traeremos noticias frescas en breve, pero ahora es momento de recalar una vez más en el trabajo de Jaime, de quien en los últimos tiempos se ha hablado mucho a raíz del enorme talento desplegado en Chapuzas de amor, su título más reciente y una auténtica obra maestra del cómic adulto. No lo decimos nosotros, lo dice todo el mundo.

Chapuzas de amor es un libro exquisito que puede leerse de manera independiente, pero en realidad forma parte de una saga que Jaime Hernandez lleva desarrollando desde que lo crease en las páginas de la revista Love & Rockets hace tres décadas. Una historia coral e interminable que partía de una pareja de personajes principales, Maggie Chascarrillo y Hopey Glass, dos muchachas que a lo largo del tiempo han ido creciendo y madurando ante nuestros ojos.

Maggie y Hopey se conocieron en los primeros años 80 rondando la escena de la música hardcore. Las dos eran temperamentales, cada una a su manera pero ambas punkis de carácter, un poco radicales y siempre íntegras de corazón. De todo ello hace mucho tiempo, hoy ambas son mujeres hechas y derechas pero su actitud irreductible ante la vida se mantiene intacta.

Locas 1 vuelve a las librerías para recordarnos los inicios de una de las series fundamentales del cómic contemporáneo y el momento en que lectores y lectoras de todo el mundo nos rendimos al encanto de estas chicas indomables con las que hemos reído, llorado y sin las que ya no podríamos vivir.

Si quieres recordar sus años de juventud, asómate al adelanto que te ofrecemos del primer volumen de Locas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario