8 ene. 2016

Los Kurdles: animales en acción


La osita de peluche Sally es abandonada a su suerte por una niña caprichosa. En su periplo para volver a casa se encontrará con una tropa de seres estrambóticos entre los que se cuenta una suerte de unicornio en camiseta y vaqueros, un espantapájaros con piernas y… una cosa muy rara que cambia de color. Son los Kurdles, y tienen un problema: a la casa en que viven le ha empezado a salir pelo. Se trata de una enfermedad inmobiliaria, el mal de “la casa pilosa”, que tiene desesperados a los Kurdles. Tal vez Sally pueda echarles una mano.

Robert Goodin se dedica a los dibujos animados. En su historial se cuentan colaboraciones en series como Padre Made in USA, Rugrats, Duckman o Los Thornberrys. La animación le ofrece la posibilidad de dar vida a sus dibujos, pero su verdadero amor es la imagen estática, los cómics. En ese ámbito es autor de los álbumes The Man Who Loved Breasts y Binibus Barnabus y ha publicado historietas cortas en antologías como Mome, la cantera y escaparate del cómic independiente más rutilante. También ha colaborado en publicaciones como McSweeney’s Quarterly Concern y con Criterion Collection, la editora de deuvedés más elegante del mundo. Con Los Kurdles, Goodin se foguea en la tradición de las mejores narraciones infantiles, aquellas que aceptan distintos niveles de lectura y por tanto también pueden ser disfrutadas por los adultos.

Los Kurdles traza un arco que va de la ensoñación delirante a la fábula con aplicaciones prácticas. La ternura, la estupefacción o la sonrisa serán solo algunas de las emociones que nos irán embargando durante el trayecto. Un trabajo delicioso y original para empezar el año afinando el sentido de la maravilla. Lee aquí las primeras páginas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario