27 abr. 2015

Rosalie Blum: misterios sin resolver



Desde que apareció en Francia el primer tomo de Rosalie Blum, hace ahora ocho años, este cómic se ha ido convirtiendo en un secreto a voces que permanece en el tiempo y todavía va cautivando a todo aquel que decide acercarse a él.

El secreto de su éxito probablemente se localiza en la habilidad de Camille Jourdy para desarrollar una historia costumbrista que es a la vez un relato de misterio y un drama de individuos y obsesiones donde no falta lugar para lo humorístico, lo dulce, lo trágico, lo romántico, lo sexy, lo tierno, lo patético y hasta lo terrorífico.

Rosalie Blum es, en definitiva, una buena historia, diferente y bien contada donde cabe todo y mucho más.

El relato empieza con Vincent, un treintañero que todavía mantiene un vínculo de dependencia con su excéntrica madre mientras lleva una existencia monótona como peluquero de un pequeño pueblo francés. El encuentro con Rosalie, dependienta en un colmado que ahoga su pasado en alcohol, le traerá a Vincent alguna reminiscencia de otro tiempo y de otro lugar, una extraña sensación de reconocimiento que en adelante cambiará su percepción de las cosas.

Camille Jourdy (Chenôve, Côte d’Or, 1979) alcanzó fama internacional con esta trilogía de extraordinario dibujo y evocadora atmósfera donde indaga con lupas de entomólogo en las motivaciones psicológicas de una serie de personajes, a cada cual más particular. Una comunidad tan corriente como insólita, donde cada individuo es diferente al resto e imprescindible para comprender los recovecos mentales de los demás. Cerca de cuatrocientas páginas de intriga, encanto y fascinación que este mes presentamos en su edición integral.

Si todavía te preguntas qué tiene Rosalie Blum para haberse convertido en uno de los cómics más sugerentes de los últimos años, echa un vistazo al avance que te ofrecemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario