16 feb. 2015

Sally Heathcote. Feminismo y derechos


Sufragista (sufragette en su original) fue el término que definió a los militantes de la National Women’s Social and Political Union, un movimiento femenino que en sus prioridades tuvo la lucha por conquistar algunos derechos para la mujer, entre ellos el primordial del voto, que en la Inglaterra eduardiana parecía misión imposible.

La actitud de las sufragistas para alcanzar sus aspiraciones contempló la rebeldía, la desobediencia civil y la respuesta directa a un tejido legal, político y social absolutamente envarado y machista.

Sally Heathcote. Sufragista es una novela gráfica escrita por Mary M. Talbot, famosa en el ámbito académico por sus diversos ensayos sobre género y lenguaje y familiar al lector de cómics como guionista de La niña de sus ojos, una obra que Ediciones La Cúpula publicó en 2012 y que un año después se alzó con el Premio Costa a la mejor biografía. Como allí, el dibujo de Sally Heathcote. Sufragista corre a cargo de Bryan Talbot, cuya pluma es bien conocida al servicio de personajes como el Juez Dredd, Batman o Sandman, y que aquí se alía con la experimentada Kate Charlesworth, con más de treinta años de trayectoria como ilustradora en distintos medios.

Juntos y en feliz colaboración, Charlesworth y los Talbot han puesto en viñetas la vida de Sally Heathcote, una trabajadora doméstica al servicio de Emmeline Pankhurst, una de las fundadoras de la WSPU. En las páginas de este álbum asistiremos al contexto general de una época y al entorno específico de intelectuales y personal comprometido que irá inoculando en Sally el sentido y la razón de la causa sufragista, haciendo de ella toda una militante dispuesta a reivindicar sus ideas contra viento y marea.

Con un material de base tan atractivo y de actualidad y un talento sobrado para llevarlo a buen puerto, no podía resultar en otra cosa que en un libro apasionante acerca de la dignidad y el tesón de un grupo de mujeres para abrirse paso en un mundo que, a partir de absurdas leyes laborales, sociales y educativas, las mantenía sojuzgadas. A ellas y a todas las que estaban por venir.

Para conocer en detalle la causa de Sally Heathcote, nada mejor que acercarse a las páginas de Sufragista, que estará a la venta a finales de este mes de febrero. Hasta entonces, puedes leer el adelanto que te ofrecemos al otro lado de este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario