9 dic. 2014

David Boring: El misterio en estado puro


Cuando alguien menciona a Daniel Clowes nos viene automáticamente a la cabeza Ghost World, la obra que, en buena medida gracias a su adaptación cinematográfica, le hizo trascender el gueto del cómic y elevó su nombre como uno de los más influyentes de la escena cultural de los años noventa.

Los más viejos del lugar quizás recordarán las aventuras delirantes de Lloyd Llewellyn o las entregas de Como un guante de seda forjado en hierro, aquella historia previa que les descubría la voz estrambótica de un autor que empezaba a destacarse entre los independientes desde las páginas de su revista Eightball.

Los más jóvenes y los recién llegados todavía estarán digiriendo sus trabajos más cercanos en el tiempo, asombrosas obras de madurez como Ice Haven o Wilson, con las que el autor norteamericano ha ido certificando su particular talento.

Sea como sea, serán muy pocos los que citen en primer lugar el álbum que ahora reeditamos, y eso es porque David Boring no deja de ser uno de los títulos más singulares y enigmáticos de su autor.

La vicisitud de un joven y atormentado guarda de seguridad que cree haber dado con la mujer de sus sueños mientras investiga la figura de su padre, un ignoto autor de tiras cómicas, se convierte, en manos de Daniel Clowes, en una historia de misterio que va abriéndose paso en nuestro inconsciente por senderos extraños, jugando las sinuosas cartas del crimen, el erotismo y la memoria psicoanalítica.

David Boring es un libro perfumado de secretos al que es preferible acercarse sabiendo poco. Se trata de una de las novelas gráficas más fascinantes de su autor, que aquí despliega una trama que divaga, elucubra, gira sobre sí misma, se adentra en lo sensorial y nos arrastra hasta lo más hondo del alma humana para, tras la lectura, devolvernos a la superficie, si no algo cambiados, sí un poco aturdidos, confusos, hipnotizados y, de alguna manera, de pronto muy atentos a la realidad, dolorosamente lúcidos.

Querido lector, escucha, ahora no somos los editores, ahora somos tus amigos: si nunca has leído David Boring, éste es el momento. Accede aquí a un adelanto y luego corre a tu librería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario