18 dic. 2014

Bardín: Nada es lo mismo que el superrealismo


Bardín es un hombre corriente que habita un mundo aromado de superrealismo, de absurdo patafísico y de miserabilismo cándido a lo Bruguera. Con el universo de Buñuel y por extensión el de Dalí como entornos más próximos, con compañeros de viaje como el mismísimo Juan Eduardo Cirlot y una oscilación del espíritu entre la mística, la poética y la semiótica, Max recrea en esta obra las vicisitudes de un personaje sometido a la realidad pero resistente a la misma, un tipo que vive fragmentado entre sus múltiples personalidades internas, un sinfín de yoes que no le dejan vivir plácidamente y que a la vuelta de cada esquina le van a marear con elevados conceptos filosóficos, teológicos y metafísicos.

Bardín se manejará en este océano de cuestiones con la ligereza y la pesadumbre del héroe trágico y bajito enfrentado a todos y cada uno de sus miedos, lo que nos certifica que nos encontramos ante un hombrecillo de vanguardia, siempre está adelantándose a sí mismo, saliéndose por la tangente o padeciéndose a su pesar. Un figura.

Hechos, dichos, ocurrencias y andanzas de Bardín el superrealista es un álbum de naturaleza surtida y uno de los libros de historietas más insólitos de los últimos tiempos. Una obra por la que Max mereció importantes galardones y prácticamente un clásico contemporáneo que hoy devolvemos al mercado en edición humilde e impecable.

No te lo pienses, asómate a las preocupaciones de Bardín siguiendo el enlace, donde encontrarás un adelanto del libro, y hazte a la idea de que son también las tuyas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario