6 nov. 2014

Caso para dos: Los antecedentes de Sally Salinger


Con Castilla Drive y Caramelos atómicos, dos álbumes publicados por esta casa, Anthony Pastor se coronaba como el más estimulante autor de serie negra de los últimos tiempos. El primero fue reconocido en el Festival Internacional de la BD de Angoulême, el más prestigioso de Europa, como el Mejor Polar del año pasado. El segundo no hizo más que refrendar el talento de un narrador preciso y especialmente dotado para la intriga policíaca, muy habilidoso en la generación de atmósferas turbias y definitivamente capaz de crear personajes que pedirían desarrollo más allá de las páginas que los veían nacer.

Ése iba a ser el caso de Sally Salinger, la protagonista de ambas obras, una mujer madura que hace unos años fue abandonada por su marido, desaparecido por razones todavía no aclaradas. Sally, que vive en la gélida localidad de Trituro, mantiene abierta una pequeña agencia de detectives en la trastienda de un salón de manicura, se dedica a la investigación de fraudes y adulterios corrientes por herencia conyugal, está al cargo de dos hijos y mantiene una relación con Osvaldo, un hombre aficionado a la poesía que en su día fue víctima de un extraño intento de homicidio y hoy todavía teme por su vida. Esto ocurría en Castilla Drive.

En Caramelos atómicos iba a entrar en juego Gabriella, una enigmática forastera con aspecto de saber más de lo que parece. Los hijos de Sally vivían en esos días una adolescencia tan complicada como todas, mientras la trama giraba alrededor de unos adictivos caramelos energéticos fabricados por el potentado Douglas Sweet, a la postre propietario de una central nuclear abandonada a las afueras de Trituro. Los misterios se multiplicaban en aquellas páginas.

Quien haya leído estas dos obras sabe mucho más de lo que aquí podemos contar, porque en ellas Anthony Pastor fue arrojando luz sobre los misterios que todavía hoy sobrevuelan la existencia de los habitantes de Trituro. Lo que todavía no sabemos nadie con exactitud es cómo llegó Sally Salinger a convertirse en lo que es. Al menos hasta ahora…

Caso para dos es una precuela que nos emplaza años atrás para revivir un caso que ocupó a Robert, el marido de Sally. La desaparición del sexagenario Mortimer Buenaventura parecía una intriga más de entre las muchas que ocupaban su vida como investigador, pero de repente se iba a revelar como un contexto clave a la hora de dictar el destino de sus protagonistas.

No nos tires de la lengua. Caso para dos es una lectura que debes abordar por ti mismo y que te devolverá a la cadencia de esta fascinante saga, tal vez una de las que mejor conjuga el drama humano con el genuino sabor noir.

El 21 de noviembre pondremos a tu disposición todas las respuestas en una edición especial. Por el momento, puedes ir saboreando el adelanto que aquí te ofrecemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario