20 ago. 2014

Intercambio de conocimientos


En esta vida solo hay una cosa mejor que los cómics: el vino. Aun así, tenemos que reconocer que hay cómics que son mejores que el mejor de los vinos. Sea como sea, cuando nos topamos con un cómic que habla, precisamente, de cómics y de vinos, ya no cabemos en nuestro propio gozo y lo que hacemos es descorchar una botella para celebrar su lectura.

Étienne Davodeau, de quien recientemente os hemos ofrecido Rural. Crónica de un conflicto, encontró su bestseller en Los ignorantes, un álbum de crónica, lo que podríamos llamar un cómic documental, donde el autor se propone como protagonista en un intercambio de conocimientos con el viticultor Richard Leroy. Cada uno de ellos es profano en la profesión del otro, así que durante más de un año, Davodeau va a entregar a Leroy lecturas que luego comentarán, le llevará consigo a visitar salones de cómic, le explicará cómo se narra en viñetas y le descubrirá el talento de los grandes genios de la historieta, así como los pormenores del mundo editorial. A cambio, Leroy hará a Davodeau trabajar en sus viñedos, recorrerá con él los rincones de sus bodegas, le hará partícipe de sus catas y cosechas y le revelará los múltiples misterios del mundo del vino. Tanto el uno como el otro van a salir enriquecidos de la experiencia, pero lo que ellos tal vez no sospechaban es que quien más va a gozarla será el lector, que a través de la mirada del dibujante podrá seguir en detalle ambas experiencias.

Los ignorantes, una novela gráfica de cepa humanista, alegre, rigurosa y vital que está seduciendo tanto a los abstemios como a los lectores que jamás se habían acercado a un tebeo, vuelve esta semana a las librerías en su nueva edición “Cosecha 2014”.

Si quieres ir haciendo boca, puedes echar un vistazo a sus primeras páginas siguiendo el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario