21 jul. 2014

Aquel verano: Recuerdos cálidos del futuro


El lector español tal vez no retenga los nombres de Jillian y Mariko Tamaki porque en verdad no son dos autoras demasiado pródigas, pero si mencionamos Skim, aquella novela gráfica sobre una adolescente gótica y regordeta que quería ser bruja en el instituto católico femenino donde una de sus compañeras de clase se iba a suicidar por amor, a más de uno le vendrá a la cabeza la magnífica experiencia que representó su lectura.

Jillian y Mariko son primas entre sí, ambas son canadienses con ascendencia japonesa, la primera se dedica a la ilustración y está afincada en Nueva York y la segunda es escritora, tiene varios ensayos publicados y está relacionada con el mundillo del teatro alternativo. Juntas, como dibujante y guionista respectivamente, se pusieron en el mapa con la publicación de Skim en 2008, un álbum que se alzó con varios premios internacionales. Seis años después regresan con un nuevo título.

Aquel verano es un drama realista que se inscribe en ese tipo de relato que toma un lapso de tiempo adolescente para definir todo el porvenir. Lo que cuenta es uno de los veranos de Rose en Awago Beach, la localidad donde lleva pasando sus vacaciones desde que era pequeña. Allí mantiene una estrecha relación con Windy, otra niña que, como ella, apura su adolescencia mientras alrededor de ambas, mientras parece que no ocurre nada, van a suceder muchas cosas: un accidente en la playa, la tensa relación entre los padres de Rose, los cambios físicos que se avecinan, la atención del chico del videoclub…

Con un dibujo delicioso y una narración fluida, Jillian y Mariko nos comparten las angustias y los secretos de un par de niñas que están a punto de dejar de serlo, postulándose Aquel verano como una de las lecturas más intensas del año.

Lee aquí sus primeras páginas.

2 comentarios:

  1. La encuadernación es preciosa y tiene muy buena pinta! pienso hacerme con el en cuanto salga!

    ResponderEliminar