25 mar. 2013

Modernos de verdad



¿Y si al talento de uno de los literatos más subversivos de todos los tiempos se sumase el de uno de los dibujantes más iconoclastas del mundo? Eso está hecho.
Bajo la batuta del escritor David Zane Mairowitz, que ejerce de nodo entre ambos autores, esta mezcla de biografía, libro ilustrado y cómic al uso desgrana la vida y la obra de Franz Kafka de una manera distinta a la que han venido aportando ensayos y estudios académicos, pues aquí es el lápiz preciso y a la vez expresionista de Robert Crumb la herramienta para detallar e interpretar  neurosis, complejos, fobias y circunstancias del escritor, hoy tristemente convertido en reclamo turístico de su Praga natal.
Pero por mucha maniobra mercadotécnica a que se haya sometido su figura, leer hoy a Kafka, a un siglo de su muerte, sigue siendo una experiencia de tremenda intensidad que corrobora sus cuentos y novelas como poderosas alegorías sociales. Del mismo modo que asomarse a las historietas de Crumb, icono del underground de los años 60 hoy presentando en museos e instituciones oficiales, supone todavía una liberación que no muchos autores de cómic han logrado mantener a lo largo de su carrera. Las obras de ambos comparten elementos, tono  crítico y rareza existencial, además de una cualidad genial que las hace invulnerables y permanentes. 
El Kafka de Crumb y Mairowitz es la mejor prueba de ello, una obra insólita que no acaba de encajar ni en el panorama literario ni en el gueto del cómic, sino que trasciende ambos lenguajes y se consigue un libro espléndido que aúna dos voces artísticas extrañamente lúcidas, modernas y transgresoras.
Puedes acceder a un adelanto de este libro clicando aquí.







No hay comentarios:

Publicar un comentario