29 ene. 2013

Volumen brutal



A Joe Sacco se le conoce por sus extraordinarios reportajes en zonas de conflicto como Palestina o Gorazde, crónicas de primera mano que nos traen esa voz de la calle –en llamas- que la prensa convencional desoye, ensimismada en apreciaciones globales y coartada por su servilismo al capital. El periodismo tal y como lo conocíamos está muerto pero quedan los tebeos, trabajos monumentales, en el caso de Sacco, que le han reportado a su autor un prestigio que ha logrado trascender las tareas de evasión que los desconocedores del medio le presuponen a un dibujante.
Pero no todos saben que, antes de embarcarse en su trabajo como corresponsal de guerra, Sacco ejerció de periodista musical, de concierto en concierto, y que lápiz en mano visitó el backstage de estrellas del rock, soñando con ser parte activa de aquel ambiente de glamur, dólares, chicas y frenéticos riffs de guitarra.
El rock y yo vuelve a las librerías para dar fe de esos tiempos salvajes en que el autor maltés giró por Europa con una banda de colegas, poniendo en solfa los mitos y las leyendas, derribando figuras y fraguando tópicos, desgranando su relación personal con los Stones y disfrutando, en definitiva, de todo lo que rodea el rocanrol y lo hace grande, enorme, monumental y necesario para vivir.
Puedes degustar los primeros compases de El rock y yo clicando aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario