17 dic. 2012

Gilipolleces varias





Durante los años 80, Peter Bagge creó para la editorial Fantagraphics una revista llamada Neat Stuff (Mundo Idiota en España), en cuyas páginas iba a ver la luz una serie de personajes estrafalarios y en ocasiones próximos al surrealismo como Girly Girl, Chuckie Boy, Culodado, Studs Kirby o el mismísimo Buddy Bradley, más tarde protagonista de Odio
Aquellas historietas bebían del más puro underground norteamericano y se disponían a embocar la década del grunge llevando consigo la antorcha de la irreverencia que durante años habían portado luminarias como Robert Crumb (quien al fin y al cabo había apadrinado a Bagge en su revista Weirdo).
La revista no duró más de 16 números, pero el one man show llevado a cabo por Bagge le certificó como uno de los autores más cañeros y talentosos del momento.
Esta antología que ahora os presentamos recoge algunos de los mejores momentos de Neat Stuff. Es, por tanto, un libro histórico, pero su valor principal es que sigue siendo una lectura irresistible y un descojono continuado años después de su confección, quedando claro en sus páginas que el talento no es una cuestión de modas y que las modas son cosa de gilipollas.
Si quieres hacerte una idea de las ¡Gilipolleces! que te esperan en este libro, puedes acceder a un avance de su contenido aquí.


1 comentario:

  1. Al ver este post en navidades, me entró el gusanillo de releer algunas de las cosas que tenía de Bagge y al final, he acabado sucumbiendo a comprarme Gilipolleces! Genial, como siempre ;)

    ResponderEliminar